"Pero en verdad no eres capaz de contemplarme con esos tus ojos. Yo te daré la divina vista y contemplarás mi soberano Poder. "
Krishna a Arjuna en la Estancia 11 del Glorioso Upanishad del Baghavad Gita.

Loading...

sábado, 22 de mayo de 2010

Desiderium


Desear es un verbo incomprensible. No es ver. Es buscar. Es lamentar la ausencia, confiar, soñar, esperar.

Es extraño que la palabra romana para el deseo provenga exactamente de la misma fuente en la que dos mil años más tarde bebieron nuestras lenguas romances para formar la palabra desastre.
Lo desastroso nace con mala estrella.

El deseo es el desastre.


Desear no es encontrar. Es buscar. Es ver lo que no está en lo visto. Es desasimilarse de lo real. Es desolidazarse de sí, de la sociedad, del lenguaje, del Antaño, de la madre, de lo que hemos surgido, del otro que incorpora.

Estar siderado es haber encontrado, es quedarse clavado en el sitio, es haber encontrado con qué fusionarse, es haber encontrado nuestro incorporante. Es haber encontrado nuestra muerte.

Pascal Quignard, Vida Secreta

Lo que me recuerda un famoso diálogo:


Arjuna.
Pero ¿qué es, ¡oh Varshneya!, lo que incita al hombre a pecar, aun contra su propósito, como si extraña fuerza le impeliese?

Krishna.
Es el deseo, es la cólera nacida de la cualidad pasional que todo lo corrompe y todo lo consume. Ahí tienes al enemigo del hombre en la tierra.
Como llama envuelta en humo, como espejo empañado por el polvo, como feto cubierto por el amnios, así el deseo planea sobre el mundo.

Nota inevitable: Quignard no tiene desperdicio, lo suyo es música, confín, origen del verbo y verbo todavía. Lo suyo es la belleza del intento de decir lo indecible cuando deja de intentarse, es el silencio en la escritura, es el decir callando.

2 comentarios:

  1. ¿Desear es lo mismo que buscar? ¿Siempre?
    A mí me parece que desear es sencillamente lo que hay... a veces. Y lo que hay, por definición, es lo que hay.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Amelia!
    claro, tú hablas de aceptar el deseo, aceptar lo que hay, y precisamente por eso podemos aceptar que deseo signifique lo que significa: des-astre. no estamos juzgando bajo preceptos morales. el deseo no es bueno ni malo, es lo que es y lo que hay.
    estar siderada es estar de acuerdo con las estrellas, alineada, unida, estar des-siderada, es no estarlo. el deseo es el desastre porque va contra los astros. es muy curiosa la etimología... ya eres, qué buscas?

    ResponderEliminar