"Pero en verdad no eres capaz de contemplarme con esos tus ojos. Yo te daré la divina vista y contemplarás mi soberano Poder. "
Krishna a Arjuna en la Estancia 11 del Glorioso Upanishad del Baghavad Gita.

Loading...

martes, 25 de mayo de 2010

parole parole parole

Hace unos días, después del milagroso silencio que se produjo en un auditorio con mil quinientas personas, alguien dijo que gracias a las palabras habíamos llegado al silencio. a mi sistema le rechinó aquella afirmación. al silencio no se llega. el silencio está. porque si no no podríamos callar.

No son las palabras en sí mismas las que nos acercan o nos alejan. es más, nombrar siempre significó separar-se, distinguir-se, diferenciar-se. pero, en fin, nacer también es separar-se. la primera separación es nacer. (por eso hay quienes expresan la percepción de la Unidad en términos de "no he nacido")

La mentira también nace con la palabra. el ser humano habló para comerciar, para relacionarse con lo ajeno (relación implica dos). las palabras son para los comerciantes. el amor el afecto lo unido no necesita palabras. el lenguaje del amor es el silencio. y a veces ese silencio se expresa con palabras.

No fueron las palabras. no. lo que pasó en el auditorio fue precisamente que mil quinientas personas dejamos de hablar, de parlotear, de comerciar. y si tuviéramos que dar las gracias a algo, yo diría que fue el silencio de Sesha y su maestría para inducirlo, para cortar pensamientos con palabras y "a pesar de" ellas, junto a la actitud abierta de las mil quinientas, que todo es uno y lo mismo, que plagada está la historia de la humanidad de ejemplos en los que sabias personas han sido asesinadas, abucheadas, apaleadas, quemadas o sencillamente ignoradas...

oh, conciencia, oh, fatum! por qué creaste esta cabecita incesante?
para compensar tanta palabra traigo una imagen y unas risas, que también cortan los pensamientos.


4 comentarios:

  1. ¿Dónde habló (o calló) Sesha?

    ResponderEliminar
  2. En el Auditori de Barcelona, el 9 de mayo, Inspira Conciencia se llama el acto.
    puedes entrar en la web http://www.inspiraconsciencia.org/
    donde van a publicar el diálogo. fue impresionante

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. ¿Estabas el último día en la práctica de meditación en grupo?. Han hecho falta más de 10 años para que, un día, inesperadamente, termina la práctica y el silencio continúa. Nadie tiene nada que decir porque no hay ninguna palabra que pueda mejorar la presencia palpable que se percibe en el silencio. Además, nadie lo hizo, fue "el campo".

    Ramesh Balsekar contaba que cuando ocurrió su realización ni él ni Nisargadatta dijeron nada aunque ambos lo sabían. Siguieron con sus actividades habituales y sólo al cabo de unos meses Nisargadatta dijo una frase: "me alegro de que haya ocurrido".

    ResponderEliminar
  4. eso es, eso es: nadie lo hizo, fue el campo.
    eso es lo que se percibe cuando se percibe: el campo sin "quienes", jajajaj. pero luego lo queremos contar y no tenemos otra herramienta que el lenguaje lineal y dual y tenemos que decir que si el silencio o la presencia de este, que si la apertura de aquellos... parole parole

    gracias, jaume. y sí que estaba sí. en los últimos meses ha ocurrido alguna que otra vez...

    ResponderEliminar